Reseña | ¿Cuánta tierra necesita un hombre?

Título: ¿Cuánta tierra necesita un hombre? Autor: Lev Tolstói Nº de páginas: 66 (Cambia en cada edición) Editorial: Nórdica libros U...

Título: ¿Cuánta tierra necesita un hombre?
Autor: Lev Tolstói
Nº de páginas: 66 (Cambia en cada edición)
Editorial: Nórdica libros

Una parábola modernísima sobre la avaricia humana, esta edición del cuento clásico tiene ilustraciones que capturan su tono oscuro e irónico así como el paisaje ruso provincial. Lev Tolstói contesta la pregunta del título presentando a Pajom, un campesino avaricioso cuyo deseo por la propiedad nunca está satisfecho. Cuando Pajom se entera de una familia supuestamente ingenua con mucha propiedad, está entusiasmado de comprarla de la familia al menor precio posible. Sin embargo, la familia engaña a Pajom, cuya avaricia lo supera, revelando el mensaje moral del cuento.







Aunque es probable que mi compañero de clase no vaya a leer esta reseña, le agradezco la recomendación desde aquí, porque tras leer Ana Karenina, y La muerte de Iván Ilich, me había quedado con ganas de seguir leyendo al autor, pero sin saber por dónde seguir.
Esta no es de sus novelas más conocidas, de hecho, es un pequeño relato que apenas tardas unos minutos en leer, pero no por ello es peor que sus obras más largas, de hecho me ha gustado bastante, porque en muy pocas páginas, ha conseguido exponer muchas reflexiones.

Para empezar, se trata como ya dije de un relato muy corto, que comienza directamente, planteando un debate entre dos personajes secundarios de esta obra, dos hermanas, que viven en ambientes muy dispares, una de ellas es una mujer de ciudad, acostumbrada a grandes lujos, una vida cómoda, el capitalismo, la buena ropa, el dinero ...todos sabemos lo que es una ciudad, y lo que vivir en ella implica, pues hemos nacido en una época en la que lo que nos resulta desconocido es el estilo de vida de la otra hermana, una mujer campesina, que vive con carencias y estrecheces, pero no se queja de ello, tiene una vida modesta, humilde, bastante pobre, sacrificada...todo esto puede sonar mal, de hecho, así dicho suena realmente feo, y creo que pocas personas se cambiarían a esa vida conociendo la vida cómoda de la ciudad, pero en el debate que mantienen ambas hermanas, la mujer campesina defiende su estilo de vida apelando a la seguridad, su vida no depende de nadie más que de ellos mismos, de su esfuerzo, constancia y trabajo duro,en la vida de ciudad, puedes encontrarte en la calle en cualquier momento, mientras que ellos, unos días más y otros menos, siempre van a tener algo que comer, además de esto la campesina explica, que ellos no se arrodillan ante nadie, cosa que en la ciudad, incluso si reniegas de ello, acabarás haciendo. 

Tras este debate inicial, que apenas lleva unas páginas, vemos como los argumentos de la mujer de ciudad, sobre la calidad de vida, y el dinero, hacen mella en la mente del marido de la campesina, el cual hasta el momento estaba conforme con su vida, pero empieza a pensar en lo bien que estaría ganar más, tener más tierra, y vivir mejor. Sus sueños empiezan a hacerse realidad poco a poco, y comienza a ascender en su calidad de vida, pero aquí aparece ese dicho de que Cuanto más tienes, con menos te das por satisfecho y es que incluso cuando el campesino, llamado Pajom ya tiene suficiente dinero para vivir con comodidad, sigue pensando en ganar más, pues porqué iba él a conformarse con menos, cuando hay gente que vive mucho mejor. 
Comienza entonces el proceso avaricioso del campesino Pajom, queriendo cada vez más, y cada vez más, sin ningún límite, nada le parece suficiente, y eso le lleva a viajar en busca de más tierras, de mejor calidad. Cuando Pajom ve que todo lo que le han ido contando sobre tierras increíbles, es cierto, no puede detener su ansia de tener más y más, da rienda suelta a su avaricia, y termina intentando abarcar más tierras de las que realmente necesita, pagando por ello un precio muy alto, pues al final, aunque tuvo tantas tierras como quiso...¿de que le sirven si no puede disfrutar de ellas?. 

La verdad, es que fue un bonito relato con muchas reflexiones, que creo que merece la pena leer, no solo porque es Tolstói y porque el realismo ruso me gusta mucho, sino porque estoy segura de que os hace darle un poco al coco y os termináis replanteando alguna que otra cosa. 


You Might Also Like

6 comentarios

  1. No lo conocía, pero no pinta nada mal ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cortito pero seguro que lo disfrutas.

      Eliminar
  2. M;ira que este me lo voy a apuntar me ha llamado la atención. Un saludooooooo

    ResponderEliminar
  3. No lo conocía, y aunque tu reseña es muy buena y dudo mucho que lo lea. No es mi estilo. ¡Me alegro que te haya gustado! :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una pena, es un gran autor, aunque tiene otros libros mucho mejores, o al menos, más conocidos.

      Eliminar

Adelante deja tu comentario, tu opinión siempre es bien recibida. Prometo contestar a todos.

Flickr Images